SEIS BOLIVIANOS A BEIJING 2008

sábado, 26 de julio de 2008



KATHERINE MORENO

El objetivo de la nadadora Katherine Moreno es quebrar el récord nacional de 50 metros libre en poder de Ximena Escalera, que paró los cronos en 28.69 el 10 de febrero de 2006 en la Copa del Mundo de Belo Horizonte.
Aunque sus especialidades son 100 y 200 metros pecho, Moreno -que irá a Beijing con tarjeta de invitación y no con marca mínima, según el presidente de la Federación de Natación de Bolivia, Álvaro Bustamante- competirá en esta ocasión en una modalidad que hace años no practica: 50 metros libres.
La mejor clasificación obtenida por Moreno -la nadadora más laureada de Bolivia- en esta prueba es un cuarto lugar en un sudamericano juvenil en 1989, mientras su mejor marca es de 29.08.
El entrenador de Moreno es su esposo José Quintanilla, también nadador.
La sirena boliviana, que recabó su invitación a Pekín por su actuación en el Mundial de Australia 2007, fue prematuramente eliminada en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, Sydney 2000 y Atenas 2004, a los que asistió también como invitada.
Moreno intervendrá en la prueba de 50 metros libre, gracias al buen desempeño que tuvo en el Mundial de Melbourne (Australia) en 2007, donde logró un registro de 29 segundos y ocho centésimas.
----

FADRIQUE IGLESIAS

Fadrique Iglesias se ha dedicado al atletismo desde los 11 años. Nadie ha logrado superar sus récords en 400, 800 y 1.500 metros a nivel nacional, hecho que lo consagra como uno de los mejores atletas bolivianos. Ha ganado dos medallas de bronce en los Juegos Bolivarianos y ha sido subcampeón Iberoamericano, entre otros logros.
Su perseverancia, fortaleza y resistencia lo caracterizan y a lo largo de su trayectoria, ha cosechado muchos éxitos, pero también atravesó por momentos difíciles. Y es que lograr dedicarse de lleno a un deporte en un país en el que casi no existe apoyo es, sin duda, un gran mérito.
Fadrique consiguió, por sus propios medios, una beca a España en un Centro de Alto Rendimiento para deportistas en el que paralelamente se debe estudiar. Obtuvo su título en licenciatura en Ciencias del Trabajo y además ha hecho una maestría en Gestión Cultural.
El semifondista Iglesias correrá en la prueba de 800 metros planos, que alcanzó 98,82 por ciento de aproximación a la marca mínima B, fijada en 1h,47.00 y su mejor registro establecido en el período de calificación fue de 1h,48.27, logrado en los XV Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, desarrollados en julio de 2007.
------

CÉSAR MENACHO

En el “escopetero” César Menacho se centran las esperanzas para que Bolivia consiga su primera medalla en los Juegos Olímpicos a disputarse del 8 al 24 de agosto en Beijing, China.
No son especulaciones, sino que la campaña realizada el año pasado por el tirador lo hacen ver con más posibilidades con relación a los otros cinco atletas nacionales que competirán en los Juegos y que viajarán el próximo martes a la sede de la competencia.
Menacho reconoce que se encuentra tranquilo y no quiere ir a competir con el peso de la responsabilidad de acceder a la final. “Sé de mis condiciones y no voy a martirizarme si es que no consigo nada”, acotó el tirador que competirá el 9 de agosto.
Por otro lado, Menacho tiene grandes posibilidades de ser nominado como el abanderado de la delegación, designación que la realizará hoy el Comité Olímpico Boliviano (COB), según indicó el titular Jorge España: “Vamos a evaluar los logros internacionales de cada deportista en el año pasado y haremos la designación”.
Entre los logros de Menacho destacan el octavo lugar entre 91 tiradores en el Campeonato Mundial de República Dominicana donde se coronó campeón continental y segundo en el Iberoamericano de ese país.
------

CÉSAR NAVARRO

El otro nadador boliviano, César Navarro, competirá en 100 metros libres, especialidad que no es su fuerte. “En otros campeonatos he competido en esta modalidad pero no me ha ido muy bien”, afirma el nadador quien tiene el objetivo de batir el récord nacional que ostenta Santiago Cavanagh con un tiempo de 53 segundos con 98 centésimas, mientras que él hace un crono de 54.89.
Navarro participará en la prueba más importante de la natación, los 100 metros, estilo libre. El cruceño logró en el mundial de Melbourne un tiempo de 56"91, gracias a cuyo tiempo consiguió la tarjeta de habilitación para estar en esta versión de los Juegos.
Navarro luego de recibir la invitación para asistir a los Juegos comenzó a entrenar intensamente, con el objetivo de mejorar su marca personal y conseguir el récord en la especialidad en la que tomará parte en los Juegos.
“Esta es una gran oportunidad para mi persona, porque siempre quise asistir a un certamen de esta naturaleza. Creo que el sueño de todo deportista es estar en una Olimpiada y ese sueño se hace realidad para mi persona en esta oportunidad”, afirmó el deportista.
-----

SONIA CALISAYA

La fondista Sonia Calizaya participará en la maratón, después de lograr un 98,12 por ciento de aproximación a la marca mínima B, establecida en 2h,42.00", el mejor registro de la paceña fue de 2h,45.06", en la maratón de Buenos Aires, Argentina, en noviembre de 2007.
Su deseo es mejorar la marca y establecer un nuevo récord nacional en los Juegos, porque su registro está lejos para aspirar a una medalla o un puesto de honor en el evento.
En el atletismo paceño, con motivo de su efemérides departamental, una de las homenajeadas fue la atleta Sonia Calizaya por su designación como representante nacional a los Juegos Olímpicos de Beijing.
“El reconocimiento es muy importante para los deportistas, y atletas que representamos siempre a nuestra querida La Paz. Para mí es importante ya que representaré a Bolivia en los Juegos de Beijing, el 16 de agosto correré en la maratón, estoy trabajando para llegar muy bien y representar al país con todo”, dice Calizaya.
----

MARÍA TERESA MONASTERIO

La cruceña María Teresa Monasterio competirá el 12 de agosto en la categoría 63 kilogramos. Ella es consciente que no cuenta con el nivel para luchar por una medalla, “pero si Dios lo permite vamos a buscarla”, dijo.
Monasterio participará en la división de 63 kilogramos, cuyas marcas personales son de 65 kilogramos en arranque y 80 en envión.
“Mi nombramiento fue una verdadera sorpresa. Es un premio al esfuerzo de los deportistas que debemos privarnos de muchas cosas para alcanzar objetivos, como ser la mejor en mi especialidad”, asegura.
“Con seguridad que las deportistas que estarán en mi especialidad llegan muy bien preparadas, porque existen enormes diferencias desde el apoyo que reciben para su preparación, hasta la infraestructura con que cuentan”, acotó la boliviana.
Su entrenador Wilver Franco considera que Monasterio puede dar sorpresas, porque puso mucho empeño para mejorar su marca personal, desde el momento en que supo que irá a los Juegos.
Monasterio y los demás integrantes del equipo tienen el firme propósito de llevar en alto el nombre de Bolivia.